¿Qué es una cadena alimenticia?

La cadena alimenticia, también conocida como cadena trófica, es la serie de cambios mediante la cual se transfiere energía alimenticia a través de seres vivos. Devorar seres vivos implica la transferencia de energía en el ecosistema.

Las cadenas alimenticias funcionan cuando cada uno de los organismos de un ambiente se alimenta del anterior y, a la vez, es alimento del siguiente.

En este sentido, se puede considerar que la cadena alimenticia es una corriente de nutrientes y energía que tiene lugar entre especies de un ecosistema.

Qué es una cadena alimenticia

 

 

Características de la cadena alimenticia

Generalmente, toda cadena alimenticia comienza en un alguna planta o en un ser autótrofo. Esta clase de seres vivos posee la capacidad de fabricar su propio alimento a partir de la síntesis de sustancias orgánicas no vivas, ya bien usando energía solar, ya bien mediante el uso de sustancias y reacciones químicas.

En el siguiente estrato, podemos ubicar al resto de seres que constituyen el ecosistema bajo el nombre   eslabones consumidores.

Este orden trófico posee una clasificación por niveles, dependiendo de la proximidad con los seres productores. Tenemos pues, que el consumidor primario es el que se alimenta directamente de los autótrofos.

A su vez, aquellos en alimentarse del primario reciben la denominación de consumidores secundarios. Por lo general,  este es el grupo de los carnívoros. Después de éstos, viene un tercer nivel formado por un omnívoro o un supercarnívoro. Tradicionalmente, se sitúa al hombre dentro de este rango.

En última instancia, la cadena alimenticia dispone de un nivel ulterior que agrupa a aquellos seres que se nutren a partir de organismos muertos, llamados descomponedores y degradadores. Éstos actúan descomponiendo la materia viva y transformándola de nuevo en inorgánica para que regrese a los  suelos y a la atmósfera.

De este modo, la cadena alimenticia se convierte en un ciclo interminable de transformaciones energéticas.

La existencia en nuestro planeta necesita de ciertos procesos que la ayude a mantener el debido equilibrio que dé la posibilidad de un ciclo saludable para las especies. Estos pueden ser muy variados y, quizá, unos serán considerados más sencillos que otros dadas sus características.

En esta oportunidad te vamos a informar sobre el proceso de la cadena alimenticia para que puedas entender de manera más amplia lo que puede conllevar.

Definición de cadena alimenticia

Se entiende como cadena alimenticia, o cadena trófica, a aquel desarrollo del desplazamiento de sustancias con nutrientes que se da entre las distintas especies de la conocida comunidad biológica. En este proceso cada especie se suele alimentar de otra y, de igual forma, es parte del alimento de una tercera.

Visto de una manera más sencilla, es la corriente enérgica que se va transmitiendo de organismo a organismo con fines nutritivos dentro del ecosistema.

Organización de la cadena alimenticia

La cadena alimenticia se rige, generalmente, por la serie de especímenes que se alimentan el uno del otro. Cada uno de estos niveles es denominado como un eslabón en donde, el productor, obtiene su energía del sol.

A continuación, te hablaremos un poco más a fondo de esos eslabones organizados con los que cuenta la cadena trófica y la función que pueden desempeñar.

Elementos de la cadena alimenticia

Nivel 1: Productores

Este primer grupo está conformado por aquellos seres vivos que llevan a cabo el proceso de la fotosíntesis, es decir, las plantas. Estas son denominadas como productoras ya que son capaces de elaborar su propio alimento mediante sustancias sencillas y la energía solar como gran fuente de producción. Aquí se incluyen las plantas marinas.

Nivel 2:  Consumidores

Dentro de los consumidores ya tenemos aquellos seres vivos que necesitan alimentarse de otros por no tener una capacidad autótrofa, sino que son denominados heterótrofos y necesitan de esas sustancias orgánicas externas para vivir.

Dentro de este escalón de la cadena alimenticia podemos encontrar dos tipos de consumidores que son los de primer, segundo y tercer orden.

Los consumidores de primer orden son lo que se alimentan a primera instancia de los seres productores, es decir, estos animales son herbívoros. Dentro de estas especies podemos tener, entre otros, ratones, venados, algunos peces y aves.

Aquellos consumidores de segundo orden son los predadores que obtienen su alimento a través de los herbívoros, es decir, mediante los nutrientes que adquieren por consumir la carne de los del primer orden. Dentro de estos animales carnívoros existen algunos como los lobos marinos, pumas, leones y algunas serpientes.

Los consumidores del tercer orden son los conocidos como carroñeros, pues su principal fuente alimenticia son los cadáveres de otras especies. Aquí podemos incluir a los cuervos, buitres, coyotes y las hienas.

Nivel 3: Descomponedores

Los seres descomponedores son aquellas bacterias y hongos que se encargan de consumir los restos orgánicos de seres vivos que pertenecen a los eslabones anteriormente mencionados.

Por otra parte, la función de los descomponedores es de gran importancia debido a que transforman la materia muerta en partículas inorgánicas más sencillas. El resultado de esa transformación cumplirá su ciclo al ser reabsorbido por los seres productores que conllevan al buen desarrollo del flujo enérgico natural.

Este elemento está presente, no únicamente en ecosistemas terrestres, sino también en los acuáticos, pues en ambos se encuentran especies de distinto orden. No obstante, en un ecosistema terrestre hay más variedad biológica por tener mayor cantidad de hábitats.

Algunos ejemplos de seres descomponedores son los de las larvas que producen los mosquitos, las moscas comunes, los escarabajos, distintas bacterias, hongos y lombrices.

Redes tróficas

Al hablar de este ciclo de alimentación de los seres vivos, no podemos pasar por alto la existencia de una red trófica mediante la que se suele regir el orden en que seres vivos se alimentan de otros.

Diferencia entre cadena alimenticia y red trofica

Comparación entre cadena alimenticia y red trofica (alimenticia)

La red trófica representa una especie de gráfico de organización de lo anterior dicho en la que pueden existir algunas variantes eventuales que, por lo tanto, no son las predeterminadas en la naturaleza.

Esta red surge, precisamente, por aquellas complicaciones encontradas debido a que cada ser vivo puede alimentarse de otro perteneciente a distintos eslabones y, del mismo modo, ser depredado por otro de manera, quizá, inusual.

Ejemplos de red trófica

Un ejemplo sencillo de organización de la red trófica de la naturaleza puede ser el siguiente: una planta administra su propio alimento y es consumida por un venado.

A su vez, el herbívoro es cazado por un carnívoro como lo puede ser un león que, al morir, será devorado por buitres y desintegrado por larvas volviendo así a ser alimento para plantas.

En el mar, este ciclo se cumple de forma similar. En el primer eslabón se encuentran las algas que son consumidas por el zooplancton y el krill que sirve de alimento para peces y crustáceos menores. Los peces, algunas aves y mamíferos de mayor tamaño se alimentan de los anteriores y completan el ciclo siendo depredados, por ejemplo, por tiburones.

Ten en cuenta que existen algunos animales marinos capaces de llevar parte de su vida fuera del agua, por lo cual se podrían incluir otros alimentos en la cadena dependiendo de cada área de nuestro planeta.

Ciclo de la materia

Por lo general, el ciclo que sigue la materia dentro de la cadena alimenticia es el que te resumiremos a continuación:

  • El oxígeno, carbono, hidrógeno, nitrógeno, azufre, entre otros, pasan constantemente de un nivel trófico a otro mediante la alimentación.
  • Las plantas convierten esos componentes recogiéndolos del suelo y la atmósfera en partículas orgánicas como lípidos, glúcidos, proteínas y ácidos nucleicos.
  • Los animales toman sus nutrientes de las plantas y, a su vez, depredadores toman su energía de estos herbívoros.
  • Se devuelven materiales orgánicos e inorgánicos a la tierra mediante la respiración, excreción y descomposición de cadáveres.
  • Seres descomponedores se encargan de completar el ciclo llevando las sustancias de nuevo a la tierra y, a su vez, creando alimentos para las plantas.

Desaparición de un eslabón

Debido a los constantes y lamentables cambios que ha sufrido nuestro planeta por la mano del ser humano se han dado algunos hechos como la extinción de ciertas especies. Este suceso trae como consecuencia algunas desventajas en la cadena alimentaria como podrían serlo un desequilibrio severo.

Al momento de la desaparición de un eslabón podemos contar con que podrían extinguirse también eslabones posteriores debido a la falta que tendrán de energía y alimento necesario para sobrevivir.

Por otra parte, habrá una sobrepoblación del escalón anterior al extinto debido a que sus depredadores naturales ya no estarán.

Con esto, pues, se desequilibrará de manera significativa cada nivel y ciclo alimenticio por la falta de ese eslabón extinto que ya no desempeñará sus funciones en el ecosistema conocido.

El ser humano y la cadena alimenticia

Todos sabemos los distintos alimentos que puede consumir el humano y que varían entre vegetales y carnes. Según estudios recientes, el ser humano podría ubicarse como un consumidor secundario, lugar en el que también están ubicados los cerdos.

Por otra parte, se podría considerar nuestra especie como un súper consumidor ubicado en la cima de la cadena trófica y que, por los momentos, no ha encontrado ese equilibrio necesario para coexistir sanamente con todo su ecosistema.

Esperamos que este artículo te haya informado de la mejor manera posible acerca de todo lo que tiene que ver con la cadena trófica. No olvides compartirlo y/o discutirlo con personas interesadas en la biología.

Más información sobre la cadena alimenticia

 


contadores estadisticas