Información

Cadena alimenticia trófica

¿Cadena alimenticia o cadena trófica?

Una de las confusiones más frecuentes respecto al tema de la cadena alimenticia es la variedad de términos empleados para referirse a la misma idea.

Tenemos algunos autores que prefieren utilizar la palabra cadena trófica, otros la llaman cadena alimenticia, y otros más pudieran llamarla cadena alimenticia trófica.

En cuanto al último nombre, vale la pena aclarar que se trata de una redundancia. Si bien es comprensible el uso del término entre los estudiantes, de ahora en adelante, nos limitaremos al uso del término: cadena trófica

Una cadena trófica no es otra que cosa que una cadena alimenticia tradicional. Por lo tanto, la cadena trófica es aquel proceso natural mediante el que se transmite energía vital entre los seres vivos. Es decir, los organismos se devoran unos a otros, con cierta jerarquía, con tal de preservarse.

Dentro de dicho proceso, podemos señalar a los elementos que componen la cadena trófica: productores, como las plantas. En seguida los consumidores, éstos tienen diferentes niveles. Por último los descomponedores. Todos los eslabones de la cadena se encuentran sometidos a un ciclo biológico permanente.

Cadena alimenticia trófica

Una cadena trófica no es una red trófica

Un último aspecto que vale la pena aclarar, no debe confundirse la cadena trófica con la red trófica.

Aunque ambos conceptos poseen nombres similares y hacen referencia al mismo proceso biológico, la red trófica es más compleja debido a la cantidad de variables involucradas.

Ahora bien, regresando al tema de la cadena trófica, quisiera acentuar la naturaleza interminable de esta ley natural. Comprendamos, pues, que la cadena alimenticia no termina jamás, al igual que el ciclo del agua se renueva.

Recapitulemos, la cadena alimenticia trófica es el proceso biológico mediante el que los seres vivos transfieren su energía para sobrevivir y ello consiste en el acto de devorarse entre sí bajo una jerarquía clara. Sin cadena trófica, la vida no continúa.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN

No hay comentarios todavía